Etiquetas

800px-William-Adolphe_Bouguereau_(1825-1905)_-_Dante_And_Virgil_In_Hell_(1850)

El infierno no está en el más allá. Estoy segura que está en aquí y en el ahora.

Creo que la vida es una continuo deseo de salir del profundo abismo en el que nos encontramos.

Algunos buscan mejorar su vida económica, su vida psicológica, o vida espiritual.

¿Pero quien sale de su infierno? Se puede salir unos instantes, y si me pongo a alargar el tiempo un minuto, pero volvemos a nuestros infiernos, nuestras preocupaciones, nuestras adicciones, nuestros miedos, etc.

Dicen que la vida es maya, es ilusión porque no queremos ver la realidad que sufrimos,  vivimos dentro de una gran oscuridad, temerosos de cada instante de nuestra vida, sin aceptar nuestra cruda verdad –no somos felices– buscamos desesperadamente la felicidad, nos disfrazamos de personas buenas, nos vestimos con hermosos ropajes, intentamos aparentar lo que en verdad no somos, y vivimos toda nuestra vida en una verdadera mentira, y  ese infierno se manifiesta, con nuestros gritos, desconfianza, odio, malas palabras que a veces desencadena en actos que dañan a los demás y a nosotros mismos.

Andamos en la cueva de Platón, entre sombras, sufriendo por la incertidumbre, miedos, obscuridad… vivimos en nuestro infierno particular.

Anuncios