Arrancar la raíz

Etiquetas

1024px-Roots_by_cesarpb

Llevo arrastrando problemas que no se solucionan nunca, luchando por cosas que creo que son justas y que a nadie le importa, intento hacer las cosas bien y el resultado es lo contrario.

Por lo que he decidido buscar la raíz de mi problema, y consiste en que espero algo que nunca llega, y con esto me chantajean, me mienten, me humillan y han hecho toda mi vida lo que han querido conmigo.

Pero ha llegado un momento que ha dejado de importarme ese deseo y muchos otros que jamás tomaron forma, ha llegado el momento de no violentar a nadie ni a nada para conseguir lo que nunca conseguiré, y que tampoco creo que me lo merezca.

Arrancar la raíz de ese deseo que se fue metiendo en mi alma desde el día que nací, que solo me produce dolor y sufrimiento.

Solo son deseos, fantasías que no sirven para nada, mi cruda vida la tengo que aceptar sea como sea, porque solo tengo eso.

A veces quisiera que se acabase ya, pero acepto que todavía queda, aunque me alegra saber que un día terminará.

A pesar de todo, disfruto con pequeñas cosas de cada día, y acepto la alegría que me llega sea como sea, porque es lo único que poseo.

Gracias por leerme.

¿Quién soy?

Etiquetas

El_Pensador_en_Laeken.jpg

Voy caminando por la calle, observo lo que me acontece y me pregunto ¿quién soy?.

Y solo encuentro esta respuesta, “mi nombre y apellidos, mi historia personal”.

Me digo ¿pero todo eso un día desaparecerá? uff y solo me queda ser un alma enjaulada dentro de un cuerpo, con nombre y apellidos, y una historia personal.

Y me digo. Si eres un alma, dale alas, sal de esa jaula del pensamiento, del bien y del mal, de la dualidad.

Y a partir de ese momento, una alegría inunda mi interior, y me doy cuenta que también van caminando almas metidas en la jaula del pensamiento y historia personal.

Sigo dando alas a mi alma, y puedo sentir a los pájaros, el viento en mi piel, y sigo dando alas a mi alma.

Ahora el recorrido por la ciudad empieza a ser diferente, un vórtice de energía inunda todo mi interior.

Instrumento de paz

Etiquetas

S.Francesco_speco

La oración de San Francisco comienza así:

Señor, haced de mi un instrumento de paz.

Y le pregunto ¿cómo se consigue eso?

Cuando uno vive en una guerra continua, donde las personas se enfrentan entre ellas, donde no se ve el bien, ni el mal, e incluso se confunden.

¿Cómo encontrar la paz?

Cuando nuestro egoísmo nos hace tan ciegos, que no somos capaces de ver todo lo bueno que tenemos.

Cuando todos nuestros problemas los plasmamos en los que nos rodean, creyendo firmemente que todas esas miserias las tienen otros y no nosotros.

Cuando el amor propio se siente herido constantemente por los demás, pues no aprecian o no nos valoran como queremos.

Cuando hay tantos deseos dentro de nosotros, que ni sabemos ya qué de verdad queremos.

Cuando cualquiera puede hacernos perder la calma, y arrastrarnos a la ira o a la tristeza en un pis pas.

¿Dónde está esa paz tan anhelada?

Solo veo guerra en mi interior, deseos que me hacen más infeliz que feliz, amargura por no saber y ser muy ignorante.

¿San Francisco de dónde sacabas tanta voluntad?

Solo soy una hoja caída del árbol de la vida que arrastra el viento.

Envidia

Etiquetas

envidia Giusto_Le_Court_Zawisc

Según Santo Tomás de Aquino la envidia es “tristeza del bien del otro”. Y partiendo de aquí diré que esa tristeza se convierte en tristeza caminante,  va corroyendo por dentro y minando la alegría que hay dentro.

Es difícil darnos cuenta de que somos envidiosos, porque este defecto está muy camuflado con la justificación, y más ahora que el mundo del deseo acampa a sus anchas.

He de reconocer que sí tengo envidia, y la veo, va de la mano de la ira, y algún defecto más, pero la raíz de ella va más allá, en lo profundo de mi ser, escondida entre las tinieblas que me rodean.

Cuando alcanzo un atisbo de envidia, siento en lo profundo de mi Ser un mazazo inmenso, como si con un gran martillo golpearan mi corazón, y gracias a este golpetazo, me doy cuenta de mi ignorancia, envidiando cosas que en realidad no me sirven para nada. Y en ese momento transformo esa envidia en generosidad, ofreciendo a esa persona mi mejores deseos. Y a partir de ese momento ese golpe se transforma en una paz que se extiende por todo mi cuerpo.

 

 

 

 

A veces…

Etiquetas

Gusev_Spirit_01.jpg

Me siento sola,

me siento como una hoja que lleva el viento,

desprendida de un árbol,

como porque tengo que comer,

duermo porque tengo que dormir,

y camino entre la gente en silencio,

noto mi soledad allá donde voy.

Acepto el desierto de mi vida,

y tomo conciencia que es un desierto.

Desierto que intento amar, cada amanecer,

pues su belleza es mi compañera.

Doy gracias por lo que tengo y por poder dar gracias.

 

Me equivoco…

Etiquetas

Paso_de_peatones_NoSePuedeVlc_1.jpg

Me equivoco muchas veces,

hablo demasiado,

hago cosas que no me corresponden,

tomo decisiones inadecuadas,

juzgo lo que no debo juzgar,

atiborro mi mente de pensamientos que no sirven para nada,

me identifico con cosas que ni me van ni me vienen,

sufro por tonterías,

 no sé distinguir el bien de mal muchas veces.

Pago mis errores con dolor y sufrimiento,

y hago sufrir a los que me rodean.

Hay una cosa que he aprendido en la vida,

qué me puedo equivocar, no soy perfecta.

¡ Puedo enmendarme!

estas equivocaciones son las piezas del puzzle de mi vida

y tengo que colocarlas adecuadamente para descubrir

¡quién soy y para qué estoy aquí!.

Busco

Cervantes_Jáuregui.jpg

Busco la muerte en la vida, salud en la enfermedad, en la prisión libertad, en lo cerrado salida, y en el traidor lealtad. Pero mi suerte,”de quien jamás espero algún bien” con el cielo ha estatuido, que, lo imposible pido, lo posible aún no me den.

Miguel de Cervantes

También busco muerte en la vida, morir en mis sufrimientos, en mis tristezas, en mis dolores, en mi oscuridad.

Busco salud en la enfermedad, aprovechar la salud poca o mucha y hacer todo lo que pueda con ella.

Busco en la prisión del pensamiento la libertad, la serenidad, la paz y el vacío.

Busco en lo cerrado de mis resistencias, de mis miedos, de mis negaciones, la salida a la calma, la liberación de estas puertas cerradas.

Busco en los traidores que llevo dentro lealtad y paz.

Busco en mi poca suerte la fuerza necesaria para convertir mis tinieblas en luz.

Necesito

Etiquetas

1024px-Red-tailed_Hawk_a.jpg

NECESITO

Que mi alma vuele,

se una a la libertad,

se una a la misericordia,

se una a la verdad.

Necesito abandonar problemas, deseos,  juicios… y demás obstáculos que le impiden a mi alma volar.

Necesito conectar con los demás a través del alma, que me importe más su luz interior que la inmensa obscuridad que la envuelve.

Grito al cielo,

toco la cierra,

escucho el susurro del viento,

acaricio el fuego,

me sumerjo en el agua.

Y espero alma mía darte lo mejor de mi misma,

vuela  y experimenta felicidad.

 

LA IDENTIFICACIÓN

Etiquetas

jarron espejo

Palabra que emana del latín y más concretamente de la suma de dos partículas: el sustantivo identitas, que es sinónimo de “identidad”, y el verbo facere, que puede traducirse como “hacer”.

Al desconocer quienes somos, en la vida nos identificamos con todo, con el problema que surgió esta mañana, con lo que nos contó cierta persona, con nuestro cuerpo, con nuestros pensamientos.

Caminamos en la vida identificándonos con todo, pero no somos el problema que nos contó un amigo, no somos el trabajo que hacemos, no somos nuestro cuerpo porque un día lo perderemos, no somos nuestros pensamientos, no somos nuestros sentimientos.

¿En realidad qué somos? Ese es el descubrimiento que se va haciendo día a día, cuando aprendemos a no identificarnos con todo lo que nos rodea, entonces surge la verdad, entonces despierta nuestra conciencia.

Nuestra conciencia duerme y duerme porque se identifica con todo, y no quiere despertar porque todo es perecedero y nada verdad, y eso duele a esa chispa divina que anida dentro de nosotros.

Las manos de mis manos

Etiquetas

mano

Esas manos que me estrecharon en su brazos cuando vine a este mundo, esas manos que me dieron de comer, esas manos que me lavaron mi cuerpo, esas manos que trabajaron para que tuviera lo necesario para vivir, esas manos que limpiaron sus lagrimas por mi mal comportamiento.

A esas manos beso, lavo, cuido y doy de comer y  lagrimas brotan de mi corazón, en pensar que un día ya no existirán.